La instalación de los pisos de caucho es en esencia sencilla; sin embargo es delicado no hacerlo con cuidado, pues de faltar alguno de los pasos se pueden dejar burbujas de aire adentro del piso, lo que a la larga se convierte en montículos, y rupturas. Una correcta instalación asegura una larga vida útil del producto, y que cumplirá con todas las expectativas.

A continuación describimos brevemente los pasos a seguir para llevar a cabo una correcta instalación de nuestros pisos de caucho:

PASO 1.

En este paso deberás asegurar que la superficie donde instalarás los pisos de caucho se encuentre completamente limpia. Si hay residuos de tierra, toma una escoba y limpia perfectamente hasta que la superficie se encuentre completamente libre de polvo, esto con la finalidad de que el adhesivo que se colocará a continuación tenga un agarre perfecto.

PASO 2.

Previamente preparado el pegamento de contacto en una charola para pintor, toma un rodillo y aplica cuidadosamente sobre la superficie uniformemente. Asegúrate de recubrir toda el área dónde el piso irá pegado para que así no queden lugares faltantes ni vacíos.

PASO 3.

Después de cubrir la superficie con el pegamento, deberás también tomar tus pisos de caucho, voltearlos y aplicar el pegamento de contacto sobre el respaldo, esto mejorará la fijación del piso y evitará que haya áreas sin pegamento.

PASO 4.

En este paso deberás doblar y voltear el piso con mucho cuidado y uniformemente para iniciar la colocación.

PASO 5.

Inicia la colocación de tus pisos de caucho por las esquinas, esto asegurará que el piso este ubicado correctamente el punto de colocación.

PASO 6.

Extiende el piso para mejorar la colocación, asegúrate de que las puntas toquen el marco que dibujaste mentalmente para que el piso quede posicionado correctamente, de otra manera el piso ya no podrá recolocarse.

PASO 7.
Toma una espátula plástica y comienza remover las burbujas de aire atrapadas en el tapete presionando y empujando hacia las orillas.
Al terminar con el séptimo paso habrás concluido la instalación de los pisos de caucho exitosamente. Desde este punto y en adelante, sólo necesitarás limpiar de ver en cuando el piso, bastándote con un poco de agua y solución jabonosa. En caso de que llegases a tener algún problema puedes comunicarte a nuestros teléfonos y uno de nuestros representantes con gusto de atenderá o recomendará a un instalador de confianza.